Chang’e, el orbitador lunar chino ha retornado exitosamente

Chang’e, el orbitador lunar chino ha retornado exitosamente

diciembre 29, 2020 By Carolcfr

La carrera aeroespacial ha seducido a las grandes potencias para salir de la atmósfera terrestre y llegar hasta donde la tecnología se lo permita a cada una. Aquella lucha iniciada entre Estados Unidos y la ex Unión Soviética por conquistar el espacio duró entre 1955 y 1975 no quedó allí, y hoy tenemos una decena de países que han tenido lanzamientos al espacio sideral. Entre ellos, la comunidad europea, Japón, India, Francia, Israel y, no podía faltar, China.

Objetivo la Luna

El llamado Programa Chino de Exploración Lunar ha sido un programa de exploración con base en la robótica. Abarca misiones tripuladas al satélite de nuestro planeta y todo bajo la dirección de la Administración Espacial Nacional China.

Está contemplado que para las exploraciones robóticas emplearía orbitadores lunares, robots y sondas. Mientras que en las misiones tripuladas, podría utilizar una nave espacial conocida como Shenzhou. Esta nave tiene capacidad para transportar taikonautas, es decir, personal de un objeto espacial,  tripulación de una nave o persona que esté en la Luna.

La primera sonda enviada en el marco de este de programa, fue  Chang’e 1, un orbitador lunar sin tripulación. Su lanzamiento fue exitoso y se efectuó el 24 de octubre de 2007 en el Centro Espacial de Xichang, con un desfase de 6 meses, de la fecha contemplada inicialmente.

Chang’e  debe su título al nombre que los chinos dan a la diosa Luna. Es una misión china de exploración lunar robótica que consta de un equipo de aterrizaje y un vehículo para retorno de muestras. Hasta ahora se contabilizan cinco misiones y la más reciente de ellas acaba de llegar de su visita a la Luna. ¡Te contamos un poco más!

Misión cumplida

Change´5 fue lanzado el pasado 23 de noviembre de 2020 por un “Larga Marcha 5” que es un vehículo de lanzamiento pesado desarrollado por China y enfocado en combustibles líquidos. Cinco días después entró en órbita lunar y alunizó el 1er día de diciembre. Es el tercer país en retornar muestras del satélite, después de Estados Unidos y la Unión Soviética.

Ha sido la primera misión china que ha retornado a nuestro planeta, aproximadamente, dos kilogramos de muestras, tanto del suelo como de rocas lunares. La fecha de su llegada fue el 17 de diciembre y ha sido considerada por el equipo asiático como un rotundo éxito.

En rueda de prensa ofrecida el mismo día de su aterrizaje, se explicó que China ha logrado de manera perfecta un plan en tres pasos, es decir, de «orbitar, alunizar y regresar». Consolidando una base para la exploración lunar y planetaria de China, a futuro.

Wu Yanhua, subdirector de la Administración Nacional del Espacio de China y comandante en jefe adjunto del proyecto de exploración lunar, hizo varios anuncios más. Por una parte, adelantó que, de acuerdo con ese plan de «tres pasos», se contempla un conjunto de once misiones de lanzamiento de la estación espacial entre 2021 y 2022.

De igual manera Yanhua indicó  que su país usará por completo su tecnología vehicular de lanzamiento.  Con la nueva generación de Long March 5, 6 y 7 podrá mejorarse su serie de cohetes cero contaminación, y permitir que los próximos vehículos de lanzamiento se saquen en serie y se puedan satisfacer las necesidades de distintas misiones de lanzamiento.

Una hermana mayor muy responsable

Con este quinto lanzamiento y un tercer alunizaje, el proyecto chino se anota varios hitos en la historia aeroespacial. Zhou Chengyu, la “hermana mayor”  se ha hecho viral en las redes sociales del gigante asiático y todo gracias a su labor.

La jovencita de apenas 24 años ha comandado el programa de exploración espacial Chang’e-5 gracias al cual su país concretó por tercera vez, un alunizaje en siete años.  El equipo humano con el cual trabaja, la llama «hermana mayor», lo cual muestra el gran respeto que le profesan.

Entre otras cosas, en el proyecto Chang’e-5, Zhou se encargó del sistema que permite la conexión de los cohetes, contemplado como un papel esencial para que la misión consiguiera el éxito que alcanzó.

De cara a lo que viene

China con su plan de exploración espacial tiene varias cosas claras. Hay en camino, una primera misión de exploración a Marte. Tianwen-1, salió de Wenchang el pasado 23 de julio, y lleva recorrido unos 370 millones de kilómetros. De acuerdo con lo establecido, la sonda llegará al planeta rojo en febrero del 2021 y comenzará su exploración. A mediados de mayo aterrizaría sobre la superficie de Marte para su inspección. Además, se han planeado un trío de misiones más: una para detectar y obtener muestras de asteroides, otra que tome y traiga muestras de Marte y, otra para explorar la órbita de Júpiter y cruces planetarios.

Por otra parte, durante el período del «XIV Plan Quinquenal», China no se olvida de brindar aportes, puertas adentro. Teniendo presentes sus industrias emergentes estratégicas, la infraestructura espacial civil nacional tiene contemplado también brindar mejores productos y servicios para la producción y la vida de su población.