¿Qué es el storytelling  y cuáles son sus funciones?

¿Qué es el storytelling  y cuáles son sus funciones?

diciembre 3, 2020 By Carolcfr

Una historia, si se construye correctamente, no solo puede conmover los corazones y las emociones de las personas, sino también movilizar los pensamientos y las billeteras de la audiencia que vio o escuchó la historia. Las historias pueden crear conexiones emocionales y empatía, por lo que la narración puede ayudarte a interactuar entre tu marca y el público, esa es la idea del storytelling.

¿Qué es el storytelling?

Storytelling es una estrategia mediante la cual utilizamos el contar historias para conseguir unos objetivos concretos: informar, motivar, obtener opiniones, vender, persuadir y conectar con la parte emocional del usuario. Las redes sociales son los canales de comunicación más utilizados para el storytelling, ya que son directos y certeros. El objetivo, además de darle a conocer los productos de la empresa a los usuarios, es que estos también revelen sus dudas, quejas, comentarios, etc., por lo que se espera una retroalimentación mutua.

Siendo las ventas la mayor dificultad a la que se enfrenta la empresa. ¿Cómo asegurarse de que los usuarios no se sientan pirateados y abandonados? ¿Son las redes sociales una buena forma de contar historias?

El arte de comunicar a través de las  historias

El storytelling no debe confundirse con hablar de nuestra marca o de los productos que ofrecemos. Lo más relevante de esta metodología es que la empresa cuenta una historia de valor, que es interesante para los usuarios y no solo proporciona contenido a la empresa, sino que también les brinda más información. Se trata de construir emociones y vínculos con la persona que te lee en las redes sociales, y no de limitarte a enviar información.

La narración hace posible que el usuario recree la historia en su mente. Por ejemplo, si le cuentas a alguien sobre tu última experiencia de viaje y le proporcionas información detallada sobre tus experiencias y sentimientos (no solo dónde has estado y qué puede ver), el destinatario eventualmente lo percibirá, sintiéndolo e incluso recordándolo  durante mucho tiempo.

¿Cómo aplicar el Storytelling en nuestra estrategia digital?

Hasta ahora, todos sabemos que el marketing debe reformarse porque la publicidad es intrusiva, especialmente en medios como la televisión.

La llegada de Internet marca el momento en que los consumidores pueden elegir lo que quieren ver. Por lo que la empresa debe reinventarse y hacer los mismos ajustes en su estrategia para garantizar la seguridad de su cuenta.

La mentalidad narrativa, se ha convertido en el punto de referencia para comprender la tecnología y más allá.

Objetivos principales del storytelling

Como cualquier estrategia, la narración de historias tiene varios objetivos que intenta lograr. Estarás pensando en lo más básico: vender y hacer o crear un usuario fiel. Pero, en este caso, se hace de forma indirecta: provocando sensaciones y estableciendo vínculos emocionales duraderos. Tienes que recordar que tus clientes no compran un producto sino la sensación que les provoca. Por lo tanto, si esta maravillosa técnica se usa correctamente, estar por delante de la competencia será pan comido.

  • Tener ideas positivas sobre nuestra marca, nuestros servicios o productos. Este es el fin de cualquier empresa y está estrechamente relacionado con la reputación de la misma, pero se necesita mucho trabajo para lograr que hablen bien sobre la marca. Por lo tanto, con una historia que sea fácil de entender y recordar, será mucho más fácil hacerles llegar el mensaje.
  • Obtén efectos específicos en el receptor. Por ejemplo, difunde el valor de tu marca hasta que tus usuarios crean que es «su marca». De hecho, si miramos de cerca, las personas tienden a ser leales a las marcas con las que están familiarizadas. Basta con consultar la lista de la compra, casi compran los productos que compraron sus padres cuando éran pequeños.
  • Establecer contacto con el público y generar participación. Establecer relaciones interpersonales con los clientes es el deseo de toda entidad o compañía. Para ello, debes crear un entorno cómodo, un espacio público donde todos se sientan cómodos como en casa. Una excelente manera de atraer usuarios, consumidores, clientes y futuros clientes es convertirlos en protagonistas de la historia detrás de la marca y establecer un vínculo emocional con ellos.

Aspectos a considerar antes de crear una historia

Qué quieres decir: define claramente el tema de la historia que deseas conectar con los usuarios. La experiencia personal es una gran herramienta de participación: cómo se desarrolla la empresa, cómo es el día a día.

Qué vas a hacer: no todas las historias logran sus objetivos de la misma manera. Es necesario encontrar el mejor método en un momento dado. Por tanto, la huella generada entre los usuarios será mayor.

Quién está implicado: contar una historia anónima no es lo mismo que contarle al protagonista. Esto permitirá que determinados usuarios se identifiquen y se reflejen en ellos más rápidamente.

A quién: determina tu público, no todos actuamos igual o perseguimos lo mismos objetivos. Investiga el comportamiento de tus clientes en las redes sociales y crea posibles escenarios.

La etapa de la historia: es importante fijar el terreno común de la historia y definir su estructura. Introducir la historia y los personajes, presentar los hechos, el clímax o puntos principales de la historia, la solución de las acciones auxiliares y la conclusión de las acciones principales, moralejas y finales.

Los storytelling en tu estrategia de social media

Cuenta todos los días: un aspecto que los clientes valoran mucho es todo lo que sucede en la empresa cada día.

Identificación: si vamos a contar una historia sobre un miembro del equipo o planeamos lanzar un nuevo evento, mostrarles el creador ayudará a atraer la atención. Los usuarios quieren formar parte de las marcas que siguen a través de Facebook, Pinterest, Instagram o Twitter.

Crea historias originales: sigue el esquema tradicional de acercamiento, medio, final. Da vida a tu narrativa para atraer a los usuarios y hacer que se entusiasmen e interesen por lo que se dice.

Interésate en tu audiencia: es mejor estar interesado en comprender cómo es nuestra audiencia y qué intereses tiene. Si conocemos su comportamiento en las redes sociales, podremos definir mejor la historia y lograr nuestros objetivos.

Despierta el interés de la gente: no te limites a contar una historia y luego cerrarla. Haz que los clientes quieran saber más y quieran volver y ver qué sucede. Utiliza el anticipo y proporciona una razón para que regresen.

Retroalimentación: las redes sociales permiten la comunicación bidireccional. Incluso si cuentas una historia, ellos pueden participar y contarnos su experiencia con nuestra marca. Esto aumentará el compromiso y atraerá a más clientes.