Sky Diamonds: diamantes creados con CO2

Sky Diamonds: diamantes creados con CO2

diciembre 11, 2020 By Carolcfr

De seguro hasta ahora has escuchado hablar de todos los efectos nocivos que provoca la saturación de CO2 en la atmósfera terrestre. No es un secreto su vinculación con el efecto invernadero, fenómeno por el cual el calor emitido por el sol es retenido dentro de la atmósfera. Además, está asociado al aumento del nivel del mar y a efectos atmosférico cada vez más virulentos. No obstante, el dióxido de carbono como se conoce a este gas que también sale de tus pulmones cada vez que respiras, ha pasado de ser el más criticado a, literalmente, considerarse  un diamante en bruto. Todo esto gracias a Sky Diamonds.

Sky Diamonds: alquimia moderna

De acuerdo con el diccionario de la Real Academia Española (RAE) la alquimia es la ciencia que estudia la estructura, propiedades y transformaciones de los cuerpos a partir de su composición. Esta definición un tanto compleja, tal vez no sea aquella con la que estas más familiarizado. Sin embargo, es la que mejor explica lo que Dale Vince está haciendo hoy tomando su materia prima del cielo.

Este alquimista moderno, de origen británico, proveedor de energía verde con su empresa Ecotricity, asegura poder obtener piedras preciosas a partir del aire. El empresario, afirma que en su compañía han logrado crear el primer diamante de impacto cero en el mundo, gracias a una tecnología basada en un proceso conocido como deposición de vapor químico. Existe otro método, que ha sido empleado también por otros  empresarios, y es el HPHT que significa alta presión y alta temperatura.

Vince da seguridad de que el diamante obtenido en el laboratorio ubicado en Stroud (Gloucestershire – Inglaterra) es idéntico a un diamante extraído de la tierra. Estas no es la primera vez que se logra algo similar, pues desde 1940 los científicos han venido creando diamantes sintéticos. Este proceso implementado para la obtención de diamantes fuera de la naturaleza, reduce a días lo que podría llevar miles o millones de años.

La idea inicial de todo este proyecto, de 5 millones de dólares, surgió mientras Vince trabajaba en distintas formas de sacar carbono de la atmósfera. Pero eso era solo la mitad del asunto, pues también debería almacenarse de forma permanente y, la manera que vino a su mente fue en forma de un diamante. Durante siete años trabajaron para lograr este objetivo, luego se dedicaron a perfeccionar la calidad de las gemas y ahora están listos para comenzar una producción adecuada.

Sky Diamonds, gemas amigables con el medio ambiente

Hay diferentes opiniones respecto a este tipo de gemas. Pues para algunos la calidad no es la misma a la de las obtenidas naturalmente, mientras que para otros su fabricación en el laboratorio, es más ética y toma en consideración el respeto por el medioambiente. Sea como sea, el emprendimiento conocido como Sky Diamonds, creado por Vince, ha logrado recrearlas gracias con una tecnología novedosa y amigable con la naturaleza.

En palabras de este emprendedor millonario, el proceso no parece difícil. Todo inicia con la captura del CO2 directamente del aire. A partir de allí, se licua y purifica, mezclado con el hidrógeno obtenido del agua de lluvia a través de un proceso conocido como hidrólisis. Después, el hidrógeno se convierte en metano. Esto se bombea a «semillas de diamante», trozos delgados de apenas 5 a 7 milímetros cuadrados, en un laboratorio. El carbono del gas se adhiere a las «semillas» y allí se forma la estructura cristalina de un diamante.

Los Sky Diamonds a la fecha cuentan con la acreditación del Instituto Gemológico Internacional, y se ha propuesto desafiar a la industria tradicional de extracción que causa «daños irreversibles» al ambiente.

Precio vs. Valor

Los diamantes sintéticos se han popularizado con el tiempo y más aún entre el público medio ambientalista, y no es de extrañar. Los conflictos sangrientos de los que se tiene información en las regiones productoras de diamantes, son un elemento para nada estimulante. Y por otro lado, existen investigaciones según las cuales, producir un quilate de diamante equivale al desplazamiento de mil toneladas de tierra y roca, tres mil ochocientos noventa litros de agua y aproximadamente más de ciento ocho kilogramos de emisiones de dióxido de carbono. Todo esto, también tiene peso en la estimación del valor dentro del mercado.

El creador de Sky Diamonds aclara que “el problema con los diamantes naturales en el mercado es que el precio fluctúa mucho dependiendo de quién los compra, dónde los compran y cuándo los compran. Creemos que eso está mal”. Pero los diamantes de impacto cero simplificarán ahora toda esta estructura. Las proyecciones de Vince apuntan a que podrían llegar a producir unos 200 quilates al mes y para 2021 llegarían a unos 1000 quilates. A pesar de todo esto, a la fecha no se ha decidido cual podría ser el precio de los diamantes que han cambiado la idea de minar la tierra por la de aprovechar el cielo.