TECNOLOGÍA, INTERNET, JUEGOS

Negocios dirigidos por niños: una divertida actividad familiar

Negocios dirigidos por niños: una divertida actividad familiar

By Bitor Camar

Todos hemos escuchado decir a un niño: «De mayor quiero ser…», «de mayor quiero hacer…», con infinidad de ideas que se le ocurren. Es obvio que hay un puñado de opciones profesionales idealizadas: maestra, astronauta, veterinario, etc. Introducir a los jóvenes el espíritu empresarial desde jóvenes es una buena forma de trazar líneas entre sus intereses y las inmensas opciones que hay.

Kid-Run Businesses

Kid-Run Businesses puede llenar los vacíos en la educación formal con habilidades comerciales para ayudar al éxito. Un niño que tiene dificultades con las matemáticas, por ejemplo, puede hacer clic en cifras en una actividad práctica cómo codificar un sitio web. De esta manera, el espíritu empresarial puede despertar habilidades dormidas en un jóven.

Comenzar un negocio así para los niños es una actividad familiar divertida que tiene un aprendizaje integrado. Además, es una manera para que los niños ganen y ahorren dinero desde una temprana edad, para sus caprichos. Aquí le compartimos 24 ideas de pequeñas empresas para que los niños comiencen su actividad empresarial.

  1. Creador de contenido online

Este puede ser un pasatiempo para los niños, por ejemplo, en la moda, juegos, etc. Pueden generar seguidores creando reseñas de vídeos, demostraciones o unboxings para plataformas como YouTube, Twitch o TikTok, y eventualmente, monetizar el canal. Sin duda, esto es ser un aspirante a influencer. Por supuesto, los pequelia aprenderán a editar vídeo, aportar a la comunidad, y cómo lidiar con trolls en línea.

  1. Propietario de una pequeña empresa

Debemos pensar más allá del mítico puesto de limonada, los límites se han desplazado en la actualidad. Ayudar a los hijos con su puesto casero de venta (desde dulces caseros hasta artesanías hechas a mano) es importante. Este tipo de negocio fue la puerta de entrada para Riley Dinnane-Peterson, quien, a los cinco años, convirtió su puesto anual de joyería de garaje en un negocio masivo online: Gunner & Lux. Con este tipo de negocio se aprende a tener comunicación, ventas, y trabajar con dinero.

  1. Inventor

Con la ayuda de los padres, los niños pueden fabricar cosas, inventos que quieran, y venderlos en línea. Cuando el patinete de Carson Kropfl no cabía en su espacio donde la guardaba, inventó una versión que sí cabía. Habilidades como diseñar, resolver problemas, e investigar serán fundamentales aquí.

  1. Animador extraordinario

Las habilidades creativas como tocar instrumentos, trucos de magia con cartas o hacer cosplay, podrían convertirse en el negocio de su hijo. Pueden encontrar clientes a través de la escuela, el vecindario, o del boca a boca. El presidente de Shopify tuvo su primera experiencia empresarial cuando era un niño pinchando en un bar. Obtendrá creatividad, capacidad de hablar en público, y confianza.

  1. Fabricante

Los artículos hechos a mano como joyas o jabones de baño se pueden vender a través de mercados en línea con la ayuda de los padres. Muchos de estos trabajos artesanales requieren una pequeña inversión inicial, así que los padres deberán ayudar y también supervisar el proceso. Ollie Fequiere tenía solo cinco años cuando se convirtió en el rostro de su propio negocio de bebidas gaseosas. El niño ganará capacidad de creatividad, márketing, y coordinación para la fabricación.

  1. Cuidador de plantas o mascotas

Este siempre ha sido un trabajo conocido y frecuentado por jóvenes. Cuidar plantas o mascotas es una buena idea para empezar a vivir el trabajo y ganar algunos ahorros propios. Los padres pueden ayudar para confeccionar una web que destaque estos servicios proporcionados. La gestión del tiempo, la responsabilidad y el servicio al cliente es algo que se ganará con este tipo de negocio.

  1. Artistas

El amor por el arte, la artesanía o el diseño se puede fomentar en su hijo al presentarle el lado comercial del mundo creativo. Si su pequeño sueña con una carrera como artista, ayúdelo a explorar las posibilidades en el campo. Esta es otra idea que tiene múltiples posibilidades. Los niños que también sobresalen frente a la cámara pueden decidir convertirse en creadores de contenido, fotografiar tutoriales de arte u ofrecer clases de diseño en línea.

  1. Ayudante de barrio

Los niños pueden iniciar un negocio de servicios que ofrezca cuidado del césped, rastrillar hojas, quitar la nieve y hacer mandados simples. Con esto, el niño obtendrá las habilidades de usar herramientas manuales y eléctricas (con la supervisión adulta), gestión del tiempo y habilidades de la propia persona.

  1. Asistente de codificación

Las habilidades digitales y de codificación son cada vez más importantes para muchas carreras futuras. Varios programas están orientados a enseñar código a los niños, dependiendo de cómo aprendan mejor. Una vez que dominen la tarea, hay que ayudarles a iniciar un negocio.

  1. Vendedor en fiestas o playas

Los niños pueden comprar al por mayor (con fondos de los padres «inversores») y vender artículos como agua, paletas heladas o protector solar en eventos locales, festivales o incluso en la playa.

  1. Revendedor

Esta es una idea con baja inversión. Los niños pueden ganar dinero extra recorriendo las tiendas locales de segunda mano en busca de hallazgos raros o antiguos y revendiéndolos para obtener ganancias a través de mercados locales o una tienda en línea dedicada. Considere otras ideas de negocios para niños, como revender zapatillas, discos o juguetes coleccionables.

  1. Hacer cambios sociales

Las causas sociales pueden inspirar grandes ideas de negocios para los niños. Si el objetivo de la actividad no es ganar dinero sino desarrollar habilidades, un negocio de impacto social enseña valiosas lecciones de compasión y retribución a su comunidad. Los niños pueden, con la ayuda de los padres, iniciar una organización benéfica oficial o donar las ganancias de cualquier otro tipo de negocio a una causa de su elección.

  1. Paseador de perros

Pasear perros es una excelente manera para que un niño emprendedor inicie un negocio. A los niños se les puede pagar para jugar con cachorros y hacer algo de ejercicio en el proceso. Es una excelente idea para que los jóvenes trabajen y ganen dinero en vacaciones como verano.

  1. Creador y vendedor de Etsy

Los mercados como Amazon no permiten que los niños menores de 18 años abran cuentas, pero Etsy permite que los padres abran cuentas para sus hijos. Por lo tanto, puede convertir a su niño en un emprendedor con buenas oportunidades.

  1. Recolector de reciclaje

Si su país tiene una sólida cultura de reciclaje, una excelente idea es recolectar basura para reciclarla y que los niños ganen dinero. Por ejemplo, California ofrece un mínimo de $1.66 para latas de aluminio, $1.33 para botellas de plástico PET transparente y 10¢ para botellas de vidrio.

  1. Autor e ilustrador de libros para niños

Los niños con una habilidad especial para contar historias e ilustrar pueden comenzar su propio negocio de libros. Storyjumper es un sitio que los niños usan para crear sus propios libros y publicarlos en línea de forma gratuita. La gente puede leer libros de Storyjumper por tan solo $ 2.99 en línea y los creadores obtienen regalías por cada lectura.

  1. Niñero/a

Cuidar a los niños es una forma popular para que los niños creen un nuevo negocio. Es un trabajo que les enseña desarrollo infantil y otras habilidades útiles, como seguridad y comunicación.

  1. Tutor/a

Un niño estudioso puede ayudar a otros y ganar dinero dando clases en línea. Necesitarán habilidades de comunicación excepcionales, una conexión a Internet confiable y un tema en el que se especialicen. Internet ha facilitado que los niños encuentren clientes de tutoría. Por ejemplo, PalFish es un sitio de tutoría que ofrece lecciones de inglés a estudiantes en China.

  1. Lavar coches

Lavar autos es un negocio que cualquier niño puede comenzar: todo lo que necesita es un balde, jabón y una fuente de agua. Con costos iniciales mínimos, este es un primer negocio ideal para niños que buscan incursionar en el espíritu empresarial.

  1. Creador de tarjetas de felicitación

Si un niño es experto en diseño y puede escribir bien, un negocio de tarjetas de felicitación es una primera empresa ideal. Pueden aprender a usar programas digitales como Canva o Illustrator y servicios de impresión bajo demanda para venderlos.

  1. Vestuario

Con las películas de superhéroes, los cómics y los videojuegos cada vez más omnipresentes, la comunidad de cosplay crece cada año. Un niño que hace disfraces puede usar las redes sociales para comercializar sus habilidades. Con la ayuda de los padres, pueden configurar una tienda de Instagram, una cuenta de eBay o incluso su propia tienda de comercio electrónico.

  1. Artista de voz

Canales como Disney, Nickelodeon y PBS Kids utilizan locutores infantiles para sus programas de dibujos animados. Los niños con voces expresivas son excelentes candidatos para convertirse en locutores. Con el apoyo de los padres, los niños interesados ​​en esta idea de negocios necesitarán contratar un agente y grabar un video de demostración.

  1. Técnico de reparación de patinetes

Si su hijo acostumbra a montar en patinetes, es probable que ya tenga un mercado incorporado para esta idea de negocio: sus amigos en el parque de patinaje. Con herramientas de bajo costo y la ayuda de los tutoriales de YouTube, un niño emprendedor puede establecer un servicio local de reparación de patinetas. Y, montando una tienda móvil en un skatepark, están ofreciendo un innovador servicio in situ para ajustar o cambiar ruedas.

  1. Jugador profesional

El objetivo es encontrar una plataforma, un juego y un género en los que especializarse. Si su hijo es experto en videojuegos, querrá participar en torneos o comenzar a transmitir sus juegos en vivo. Hay muchas maneras de monetizar una audiencia como jugador, como publicar anuncios en un canal de YouTube o convertirse en un probador de juegos.

Consejos para los padres

Los padres deben en todo momento supervisar las actividades que hemos publicado en este artículo, por pequeña que sea la idea empresarial. Por otra parte, está claro que siempre se deberá desarrollar una idea de negocio cuando el pequeño/a quiera y disfrute haciéndolo.

Los padres deben brindar en todo momento una buena orientación a sus hijos a lo largo del camino y considerar múltiples factores, como el compromiso de tiempo, los costos iniciales y el riesgo. Aquí dejamos algunas pautas interesantes para tener éxito en el espíritu empresarial de manera segura:

  • Las buenas ideas de negocio para niños se enfocan en los intereses y fortalezas de los niños. Adapte bien el negocio a un objetivo específico.
  • Elija una pequeña empresa que puedan administrar con una supervisión mínima. Es posible que deba supervisar algunos aspectos que requieren la aprobación de los padres para los menores.
  • Comience con algo pequeño y flexible para que el negocio pueda ajustarse a los horarios escolares.
  • Involucre a todos los miembros de la familia.
  • Preséntelos a posibles modelos a seguir.
  • Establezca límites, conjuntos de reglas, etc.
Syrus
A %d blogueros les gusta esto: