Conoce la carga inalámbrica inversa y cómo funciona

Conoce la carga inalámbrica inversa y cómo funciona

noviembre 20, 2020 0 Por Carolcfr

A medida que la tecnología sigue avanzando, nos convertimos en consumidores más exigentes. Hacemos del uso del celular o cualquier otro dispositivo moderno parte fundamental de nuestro día a día, lo que conlleva a la necesidad de una batería que nos ofrezca una carga duradera y continua. Las grandes compañías están siempre en busca de la mejor manera de satisfacer a sus usuarios, quienes en busca de autonomía se decantan por los productos que le permitan un mayor uso continuo del dispositivo. Por lo  que algunas de ellas han decidido avanzar en la manera de optimizar el tiempo de carga. Otras por buscar mejoras en la fabricación de las baterías y otras por ofrecer diferentes formas de carga como la carga inalámbrica inversa.

Huawei vs. Samsung

Dos gigantes de las telecomunicaciones han sido los primeros en introducir al mercado los celulares con la capacidad de brindarle carga a otro.

A finales del año pasado fue lanzado al público el Huawei Mate 20 Pro, dando inicio a una nueva etapa para la compañía, que más adelante introduciría esta función a la mayoría de sus celulares inteligentes.

Samsung sin quedarse muy atrás, lanzaría su modelo Galaxy S10 con carga inalámbrica inversa incluida, y la llamaría “Wireless PowerShare”, ofreciéndola posteriormente en las series Galaxy Note.

¿Cómo funciona la carga inalámbrica inversa?

Hemos visto ya desde hace algún tiempo el uso de dispositivos de carga inalámbrica. Estos consisten en una bobina de inducción electromagnética que se encarga de convertir la corriente alterna en un campo electromagnético que se forma entre el cargador y tu móvil. Para luego convertir ese campo en corriente eléctrica que abastecerá la batería de tu celular hasta cargarla por medio de un receptor.

La carga inalámbrica inversa consiste en la inclusión de una bobina de inducción electromagnética capaz de ser tanto receptora como emisora, dentro de tu dispositivo móvil. Lo que le permite no solo recibir energía sino también suministrarla, de la misma forma que haría un cargador inalámbrico.

De manera que si tienes unos audífonos inalámbricos y se han quedado sin batería, no debes preocuparte, solo tienes que colocarlos cerca de la bobina de tu celular y cargarlos. Lo mismo puedes hacer con tu smartwatch o tu smartband.

Esto solamente será posible si el dispositivo que va a recibir la carga eléctrica cuenta con la misma tecnología de inducción magnética.

Desventajas de la carga inalámbrica inversa

Además del simple hecho de que ambos dispositivos deben estar en contacto para que el proceso de transferencia se pueda generar, y siendo una tecnología en pleno desarrollo, es de esperarse que todavía tenga varias cosas por mejorar.

El tiempo de carga es mucho mayor al de la carga inalámbrica o a la carga por cableado. Esto se deba a la exigencia de energía, por ejemplo el Huawei Mate 20 Pro apenas ofrece una potencia de 2,5W para la carga inversa, siendo mejorada por el Samsung S10 con 4,5W. Aún así, continua siendo un proceso lento para la carga.

Otra desventaja es que al usar solo la energía almacenada en tu celular, tienes una cantidad limitada para ofrecer. Pensando en esto, los desarrolladores han colocado en los dispositivos móviles que tienen esta función integrada, una programación para dar una cantidad de energía que no le permita bajar del 15% a tu propia batería. Aunque ese porcentaje tú lo puedes modificar en caso de quererlo.

Avances en la velocidad de carga

El 16 de agosto del 2020 estuvo disponible para todo público el Xiaomi Mi 10 Ultra, con 120W de carga rápida. Este también ofrece a sus usuarios 10W de potencia para la carga inversa, teniendo hasta ahora la batuta en este ámbito. Xiaomi nos demuestra que la evolución de esta forma de carga apenas está comenzando y no tardará mucho hasta convertirse en una característica indispensable para todos los dispositivos móviles.                

Actualmente son varias compañías las que se han unido en la utilización de la carga inalámbrica inversa dentro de sus productos. Por lo que podemos decir que esta forma de cargar tu batería llegó para quedarse y que seguirá avanzando hasta llegar al punto en donde no tendrás que preocuparte si olvidaste el cargador en tu casa. Solo tendrás que pedirle un poco de batería a la persona que tengas al lado.