Cómo limpiar una PS4 sin romperla

Cómo limpiar una PS4 sin romperla

agosto 2, 2022 By ypaolavc

Jugar con tus amigos de forma online, es un pasatiempo que no tiene precio, te diviertes y compartes, es por ello, que puedes pasar horas y horas jugando en tu PlayStation. Sin embargo, con el uso diario, el polvo inevitablemente se acumulará tanto en el exterior como en el interior de la carcasa y puede ser muy difícil de eliminar. Pero debes hacer algo al respecto, de lo contrario, una acumulación de polvo hará que tu PS4 se sobrecaliente, lo que puede causar una gran frustración en medio de un juego. Así que, hoy te vamos a indicar cómo limpiar una PS4 sin romperla, un tema que es bueno tener a la mano, veamos cómo hacerlo.

Limpiar una PS4 sin romperla

Limpiar el polvo de una PS4 tiene cierta reputación por su dificultad, ya sabes, este no es un proceso simple a menos que sepas lo que estás haciendo. Un movimiento en falso y es posible que tu PS4 no funcione correctamente cuando la inicies de nuevo, lo que sería fatal.

La buena noticia, es que limpiar una PS4 es sencillo siempre y cuando sigas unos pasos, aunque pueden ser diferentes dependiendo de la versión, veamos:

  • Primero, apaga tu PS4 y desconecta todos los cables de ella
  • Para limpiar su exterior, toma una lata de aire comprimido
  • Rocía ráfagas de aire en cada uno de los puertos, adelante y atrás, y en las rejillas de ventilación
  • Luego, pasa un paño de microfibra seco por las superficies para eliminar el polvo evidente
  • Para limpiar las partes internas y si es la primera vez que limpias tu PS4, necesitarás quitar las pegatinas de garantía de la parte trasera
  • También quita los tornillos debajo de ellas
  • Ahora, voltéala y quita la base de la consola tirando de las esquinas y los bordes, pero no lo fuerces
  • Para PS4 Slim, mantén la consola en la posición correcta y desliza suavemente la cubierta exterior desde el frente de la consola
  • Limpia la carcasa con un paño de microfibra y coloca suavemente tu dedo en el centro del ventilador para mantenerlo en su lugar
  • Luego rocía un par de ráfagas cortas de aire comprimido en el ventilador para desalojar el polvo. Es importante que mantengas el ventilador en su lugar, ya que forzarlo a girar puede dañar el hardware
  • Retira los tornillos que sujetan la placa de metal y levántela con cuidado
  • Tendrás que quitar la fuente de alimentación para acceder completamente a las partes internas, asegúrate de no desconectar el cable de alimentación
  • Usa aire comprimido para rociar con cuidado y suavidad el polvo en ráfagas cortas de los componentes, pero evita que el ventilador gire
  • Por último, deja que la consola se seque al aire durante aproximadamente una hora antes de volver a armarla y ¡listo!

Como puedes ver, es muy sencillo de hacer, siempre y cuando seas cuidadoso, eso es todo, pero si aun tienes la garantía vigente, es mejor llevarla con los expertos, ya lo sabes, mantén limpia tu PS4, ¡suerte!