Cómo comunicarse y evitar conflictos

Cómo comunicarse y evitar conflictos

abril 27, 2020 Desactivado Por Carolcfr

La comunicación es esencial para poder relacionarnos con las personas de nuestro entorno y para desarrollarnos como personas. De hecho, gracias a la comunicación, el funcionamiento de las sociedades de seres humanos es posible.

 

¿Qué es comunicar?

 

La comunicación implica el intercambio de mensajes entre dos o más personas, a través de un canal. Estos mensajes cubren conocimiento y emociones.

 

En un entorno o situación social, los mensajes que entregamos se expresarían a través de gestos (lenguaje no verbal), actitud corporal o comunicación oral o verbal. Estas son todas las formas de comunicación.

 

Hoy, estamos inmersos en la era de la tecnología y la informática, de modo que la comunicación cara a cara o la comunicación efectiva es cada vez más complicada de ejecutar.

 

La mala comunicación causa conflictos

 

La ausencia de comunicación o la comunicación inadecuada entre individuos es una causa de conflicto entre ellos.

 

Al mejorar nuestra forma de comunicarnos, es muy probable que nos demos cuenta de que muchos de los conflictos que nos afectan se reducirían. Esto se debe a que podríamos entender a la otra persona escuchando activamente, lo que no significa necesariamente que estemos de acuerdo con lo que dice.

 

El oyente activo está atento a lo que dice el otro, hace un esfuerzo por comprender, ayuda a aclarar la mente de la que está hablando y al mismo tiempo hace posible que el hablante libere emociones. Esto crea una mejor relación entre el hablante y el oyente, ya que existe un reconocimiento recíproco.

 

Cada persona cuando se le escucha se siente impulsada a proporcionar más información, lo que permite coordinar mejor el proceso de comprensión mutua. Esto no sucede cuando estamos en un conflicto, precisamente porque en el conflicto la comunicación es patológica y lo primero que se pierde es escuchar al otro.

 

Una de las mejores herramientas para descubrir la raíz del conflicto es la pregunta. La pregunta hace que las partes involucradas en el conflicto piensen en todo lo que dijeron y en todo lo que deberían decir. Es una herramienta que conduce a la reflexión y que, con la orientación adecuada, podría conducir a una solución positiva.

 

La comunicación incorrecta afecta cualquier campo social

 

Si lo pensamos bien, un gran porcentaje de los conflictos que se tienen con otras personas están estrechamente relacionados con la comunicación, con la forma en que expresamos lo que queremos decir.

 

Los conflictos y sentimientos generados debido a una comunicación inadecuada pueden destruir una relación social, laboral e incluso familiar.

 

En algunos casos, la comunicación ineficiente ha llegado a destruir las empresas familiares. De hecho, hay muchos casos en que las empresas familiares no han llegado a las siguientes generaciones, debido a la incapacidad de las personas para comunicarse de manera efectiva. Las investigaciones llevadas a cabo (Astrachan, Mac Milan, 1995) en una población de 800 herederos de empresas familiares fallidas, han demostrado que el conflicto entre los miembros de la familia es la principal causa del fracaso empresarial.

 

Teniendo en cuenta un fenómeno como este, ha habido varios expertos que se han dedicado a estudiar y establecer ciertos puntos de orientación para mejorar la comunicación y evitar conflictos. Una de las obras más reconocidas es la de Watzlawick y sus colegas (Watzlawick, 1987), quienes desarrollaron la teoría de la comunicación.

 

Otros expertos también han asumido la tarea de definir ciertos pasos a seguir para comunicarse de manera efectiva y evitar conflictos.

 

Cómo comunicarse y evitar conflictos

 

Cuando mejoramos nuestras habilidades de comunicación, el entorno que nos rodea se transforma positivamente. Aquí hay algunos consejos para mejorar nuestras habilidades de comunicación en todas las áreas.

 

  • Aprende a escuchar. Presta y muestra atención a la conversación a través de tu lenguaje corporal. Haz preguntas que alienten al otro a decir lo que piensa en voz alta. Anima a tu interlocutor a compartir temas y permítele hablar sobre sus experiencias personales. Se recomienda encarecidamente que al final de la conversación hagas un resumen sobre lo que obtuviste para demostrar que has escuchado atentamente y poder hacer correcciones si es necesario.

 

  • Evita interpretaciones erróneas al hablar y escuchar. En este sentido, es muy importante que permitas que otras personas expresen sus ideas completamente sin interrupciones. No debes suponer que sabes lo que la otra persona quiere decir.

 

  • Construir y mantener la confianza. Debes confiar en los demás, también debes ser coherente con lo que dices y lo que haces. Demuestra a los demás que pueden confiar en ti y que pueden comunicarse contigo con calma.

 

  • Permite a las personas expresarse libremente. A veces puede ser difícil presenciar las reacciones emocionales de otras personas, ya que podemos sentirnos incómodos o simplemente no saber cómo manejar la situación. Toda persona tiene derecho a expresar lo que siente. No te estreses en esos momentos, generalmente la otra persona solo necesita ser escuchada.

 

  • Manténte neutral ante las diferencias de opinión. Cuando te enfrentes a un desacuerdo, trata de mantener tu objetividad al máximo, no personalices la situación y no pienses que estás siendo atacado. Esto es muy importante antes de comenzar el debate sobre el tema.

 

  • Comunicarse directamente. No le pidas a otra persona que entregue mensajes por ti, ni le pidas a nadie que traiga mensajes de otra persona. La comunicación efectiva y adecuada exige la responsabilidad de comunicarse directamente con otras personas.

 

  • Comprender que la mayoría de las veces un pequeño conflicto tiene un origen profundo. Debes tratar de comprender la causa del problema, debes tratar de ponerte en el lugar de la otra persona y comprender cuál es el motivo detrás de un comportamiento específico.

 

  • Mantenerte constante en todos los niveles de comunicación. Tus acciones deben apoyar tus palabras. Debes ser coherente con lo que dices y lo que ejecutas, de esta forma generas más credibilidad y confianza en las personas que te rodean.

 

  • Ayuda a fortalecer la autoestima de otras personas. Cuando una persona se siente bien consigo misma, se sentirá más segura y podrá comunicarse más fácilmente y estará lista para resolver conflictos de manera constructiva.