Cómo aprender otro idioma efectivamente

Cómo aprender otro idioma efectivamente

mayo 1, 2020 Desactivado Por Carolcfr

Existen diversas formas, técnicas, mecanismos y metodologías para aprender otro idioma. Pero en términos generales, puedes seguir estos consejos para que aprender de forma rápida, efectiva y práctica un nuevo dialecto.

 

Establece objetivos

 

Si no estableces objetivos, ¿cómo puedes saber lo que quieres lograr y medir si lo has logrado?

 

Establecer objetivos reduce tu enfoque para que puedas dejar de preocuparte por los detalles y ponerte manos a la obra.

 

Emplea estas pautas para aprovechar al máximo tus objetivos:

• Céntrate en resultados específicos y tangibles. Establece metas detalladas y concéntrate en lo que planeas aprender en lugar de cuánto tiempo planeas estudiar.
• Establecer objetivos a corto plazo. Los objetivos a largo plazo son demasiado abrumadores para motivarte a diario. Secciona tu objetivo final en varios objetivos programados por semana o por mes.
• Ponte a prueba pero no demasiado. Los objetivos funcionan mejor cuando te hacen esforzarte.
• Escribe tus objetivos. Escribir objetivos te ayuda a comprometerte con ellos.

 

Aprende las palabras correctas

 

Los idiomas están formados por una cantidad sorprendente de palabras. El inglés, por ejemplo, tiene entre 600.000 y 1 millón de palabras.

 

Afortunadamente, no es necesario que aprendas tantas palabras para dominar un idioma. Considera esto: las 100 palabras principales representan aproximadamente el 50 por ciento de los textos en inglés, y las 1000 palabras principales representan aproximadamente el 90 por ciento.

 

Si te enfocas en aprender estas palabras en primer lugar, no perderás el tiempo e incrementarás la cantidad de información que comprendes con mayor rapidez.

 

Estudia de manera inteligente

 

Al aprender sus palabras, aprenderás más rápido utilizando las mejores técnicas de estudio.

 

Por ejemplo, una de las mejores formas de aprender palabras de vocabulario es usar tarjetas de vocabulario. Las tarjetas te ayudan a centrarte en palabras individuales y te permiten probarte a ti mismo, lo que te ayuda a memorizar nueva información.

 

Practica el idioma todo el día, cada día

 

Como principiante, puede parecer abrumador tratar de usar el idioma todo el día, pero no es tan difícil como parece. Existen diversas maneras muy sencillas y divertidas de hacer del nuevo idioma parte de tu rutina diaria.

 

Primero, aprovecha cada momento que tengas para aprender nuevas palabras. Lleva tarjetas contigo y estúdialas durante tu viaje en tren o autobús, o cuando estés esperando encontrarte con un amigo.

 

Intenta ver un video o programa de televisión, o transmisiones de radio en tu idioma de destino.

 

Incluso si no comprendes mucho de lo que escuchas, simplemente escuchar puede tener muchos efectos positivos.

 

Busca la práctica de la vida real

 

Algunos de los mejores aprendizajes ocurren en situaciones de la vida real, particularmente cuando no tienes más remedio que usar un idioma extranjero.

 

La forma más fácil de adquirir práctica en la vida real es viajar o estudiar en el extranjero. Ir al extranjero crea oportunidades para estar rodeado de personas que hablan el idioma que deseas aprender, muchas de las cuales no conocen tu idioma nativo.

 

Ponte a prueba

 

Intenta ponerte a prueba regularmente de pequeñas maneras. Si estás aprendiendo de un libro de texto, realiza exámenes de práctica o completa los ejercicios al final de cada capítulo. También puedes jugar juegos en línea o tomar exámenes en línea. Las pruebas de práctica en línea se pueden encontrar en casi cualquier idioma, incluidos francés, español, japonés y alemán.

 

La planificación de tomar un examen estandarizado de varios meses a un año después de comenzar a aprender un nuevo idioma también puede mantenerte motivado, y tener los resultados puede ayudarte a «demostrar» tu nivel de idioma a posibles empleadores, escuelas o incluso a ti mismo.

 

Diviértete

 

Tendemos a aprender mejor cuando nos estamos divirtiendo, así que no olvides hacer divertido el aprendizaje de idiomas.

 

Jugar juegos es una excelente manera de divertirse mientras aprendes. Los juegos aprovechan nuestra competitividad natural y pueden ayudarnos a practicar las habilidades lingüísticas incluso cuando nos sentimos cansados.

 

También puedes enfocar tu aprendizaje en cosas que te parezcan interesantes, como un pasatiempo favorito.

 

Habla con la gente y aprende más sobre sus vidas y culturas. Es posible que te sorprendas de lo emocionados que están de compartir información contigo y de lo rápido que haces amistades duraderas en el proceso.

 

No te preocupes por cometer errores

 

Una de las barreras más comunes para conversar en un nuevo idioma es el miedo a cometer errores. Pero los hablantes nativos son como padres cariñosos: cualquier intento de comunicarse en su idioma es una prueba objetiva de que tú eres un genio talentoso.

 

Apreciarán tu esfuerzo e incluso te ayudarán.